Navidad en Venezuela: inflación y menos poder adquisitivo

Aquellas tradiciones que tanto niños como adultos disfrutaban en otras décadas, de estrenar ropa nueva, calzados, juguetes quedaron en el pasado y la historia de un país que por años fue rico.

A pesar de la circulación de dólares en el país no ha hecho nada fácil la vida de los venezolanos. Al contrario, más allá de ayudar ha sido una afectación que representa un 40% por encima en los precios del año 2020.

Algunas familias van cazando ofertas para tratar de al menos cumplir esa expectativa de “estreno” sin lograr adquirir ninguna prenda y salen con las manos vacías y con decepción.

Los precios de algunas tiendan que ofrecen zapatos, botas y otros calzados en 20 dólares en lugar de 60.  Los accesorios se pueden ver en oferta por un dólar. Los pantalones para mujeres estaban rebajados de 100 a 30 dólares. Aunque esto parezca una ganga, los precios están fuera del alcance de la mayoría de las personas.

Ante esta realidad son muchos los venezolanos que recorren tiendas mirando precios, pero salen cabizbajos. Esto en contraste con una época donde los altos salarios les permitían adquirir ropa nueva, un árbol de navidad y alimentos suficientes para continuar con la tradición navideña venezolana.

A pesar de todo no hay que perder la esencia de lo que representa la navidad: compartir en familia

Este cambio de desmejorar la situación del país y de sus habitantes ha sido por la dictadura chavista. La realidad es que los precios suben más rápido que el ritmo al que las personas pueden cambiar los dólares.

Un ejemplo que grafica esta realidad en Venezuela es Zenaida Quintero, empleada del sector público durante 15 años. Su bono navideño fue de 13 dólares lo cual gastó en pagar el servicio prepago de su celular y unas verduras.

Con información de Infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.